CENTRO DE TRABAJO

CENTRO DE TRABAJO
CENTRO DE TRABAJO

viernes, 10 de abril de 2015


 

  BONITO ESCRITO QUE ME ENVIA EL DOCTOR EN MEDCINA LUIS GARCIA QUE ACOMPAÑO A MI CONSULTA A LA PROTAGONISTA DE TAN BELLO ESCRITO RELIGIOSA DIRECTORA DE  UNA RESIDENCIA.


De:
Luis Garcia Hernandez (luigardez@yahoo.es)
Enviado:
martes, 02 de marzo de 2015 10:08:07
Para:
MANUEL MIMBRERO MOTA (mmimbreromota@hotmail.com)

 


 

     Querido amigo ¡Cuánta luz emite tu persona!. Sin duda llevas dentro de tí el amor, la fe y la esperanza transmitidas por nuestro Señor Jesucristo.

     Te adjunto el escrito que me envió Sor María Luisa tras nuestra visita a Miramontes. Para ser tratada por ti de sus dolencias. Me ha dado permiso para enviártela.

              L. García Hernández (Médico) tef. 628 890 002

 

La bondad se refleja en las montañas

 

En el horizonte y en cualquier rincón

Allí donde haya sombra y se necesite sol

Allí donde el cantor pone su voz

Para alegrar las calles  silenciar el llanto

Y cambiar el rostro de dolor

 Allí siempre hay bondad

Allí siempre esta Dios. 

Lo encontré en Miramontes

Por medio de otro hombre bueno

Me gusta el nombre de Sanador

Prolongación de los milagros de Dios 

Pone sus manos, su espíritu, su óleo sanador

El sopla su amor al hombre.

Se sabe  Instrumento elegido para sanar el dolor

Sin fe no hay sanación, bien sea en el hombre, bien sea en Dios.    

Me gusto su entorno de cosas sencillas y llenas de misterio

Me quede con la imagen de un hombre “sanador”

Me quede con su rostro de un hombre rezador. 

Un lugar casi escondido

Y que su mayor embrujo esta en este hombre perdido

En la falda de los montes reflejo de sanación

Y encontrado por amigos.   
 

Regrese con el corazón lleno,

Por encontrar personas

Que hacen amistad con el mundo

Con pocas palabras, con muchos signos

Con aromas, con aceite con sus dedos finos.
 

Candeleda un nombre que suena a luz

Esa que cada uno que lo visita se lleva.

Nada tiene de espectáculo, todo suena a oración y sanación.

Cuando llegas a su puerta y ves escrito su nombre

Ya te dice donde llegas, quien habita y a que responde.

 Hermano Manuel se llama y solo diciendo gracias

Una queda ya sanada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario