CENTRO DE TRABAJO

CENTRO DE TRABAJO
CENTRO DE TRABAJO

martes, 18 de agosto de 2015

HERNIA DISCAL DE UN CHICO DE MONTIJO

 
Resultado de imagen para chistes alegres y sanos
                                                                              

   Hola: Me llamo Juan de Dios García García, soy de Montijo  (Badajoz) y mi teléfono es el siguiente: 645895324. 

 Padecía unas cuantas dolencias crónicas e insoportables en la espalda, lumbar, coxis y caderas. Tales eran los dolores que no podía estar  ni sentado de ninguna manera y por supuesto no podía realizar mi trabajo de conductor profesional.

   Me hablaron del hermano MANUEL y de su hijo Jesús Mateo y me dirigí a PUEBLONUEVO DE MIRAMONTES, donde ellos me atendieron muy amablemente y además me aseguraron mi curación total a todas mis dolencias, y tras varias visitas y unos productos naturales que me aconsejaron estoy totalmente C U R A D O.

    Soy otra persona nueva sin ningún tipo de molestias y pudiendo trabajar sin ninguna dificultad, no se expresar a estos grandes profesionales la gratitud por el bien tan grande que he recibido, pero siempre les llevaré en mi corazón por el bien hecho a mi persona.

   Gracias de todo  corazón hermanos Manuel y Jesús Mateo, siempre estarán en mis pensamientos y en mi corazón, como unos grandes Sanadores, pero mas como las grandes personas que son que a cambio de devolverte la salud y las ganas de vivir, solo te piden que nos les olvide, gracias y gracias , millones de gracias por vuestra eficaz labor.

     Juan de Dios García García.
===================================================================

  ====================================================================
Ora con el corazón
            Jesús, Tú viniste por los enfermos y los pecadores. Por eso, me vuelvo hacia Ti y quiero pedirte que sanes mi alma y mi cuerpo. Tú sabes, Jesús, que el pecado destroza y desgarra la integridad del ser humano; que destruye las relaciones entre los hombres y nuestra amistad con contigo. Pero no existe pecado ni enfermedad que Tú no puedas curar con Tu Palabra omnipotente.                      No hay herida alguna que no pueda ser sanada por Ti.
      María, Tú me has invitado a orar por mi sanación. Quiero hacerlo ahora y por eso te pido que acompañes mi oración con tu fe. Ora conmigo en estos momentos, para que pueda ser digno de obtener la gracia de la curación, no sólo para mí, sino también para aquellos por quienes deseo interceder.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario